Saltar al contenido

Dónde vender tu curso online

Años de experiencia y mucho conocimiento por compartir ahora que no estás en un salón de clases. No hay problema, aquí unas buenas plataformas para tus clases online.

PLATAFORMAS GRATUITAS

«Mejor hecho que perfecto» es un dicho muy común en el medio del marketing, y que se puede aplicar en este tema, ya que es mejor estar en una plataforma gratuita, aunque no genere muchas ganancias, que no estar y no tener ingresos en absoluto.

La ventaja de estas plataformas es que no tienes que pagar para crear tu perfil y ofrecer tus clases, o subir todo tu curso para descargar. Y eso está muy bien para comenzar:

  • UDEMY
  • SUPERPROF
  • TUS CLASES PARTICULARES
  • DOMESTIKA
  • HUBSPOT
  • GUMROAD

La principal desventaja, es que debes dejarle un buen porcentaje de comisión por alojar allí tu oferta. Otra desventaja es que no tienes mucha libertad para promocionar tu perfil si tienes otro canal; y por último, que debes pagar si quieres más visibilidad.

Puedes comenzar perfectamente desde cualquiera de estas plataformas, pero lo ideal es que te vayas preparando para tener tu propia plataforma. Sigue leyendo…

TU PROPIA PLATAFORMA DE CURSOS

Es lo ideal, porque tendrás pleno control de tus contenidos, presentaciones, ingresos y cualquier cambio que quieras hacer cuando lo consideres oportuno. Algunas ventajas:

  • Sin comisiones. Todos los ingresos son íntegros para ti o tu equipo. Si estás de alta como autónomo(a), entonces tendrías que pagar impuestos.
  • Puedes diseñar tu curso como quieras, crear tu propia imagen, un plan de suscripción y tu propia plataforma de pago.
  • En un mismo sitio puedes tener no solamente tu curso -o tus cursos-, sino también tu formación, principales reconocimientos, ideas, un mensaje a tus alumnos; y muy útil, el formulario de contacto directo a tu correo, o enlaces a tus redes sociales.
  • Refuerza tu marca personal y tu perfil profesional. No causará la misma impresión ver un curso de fulanito@gmail.com, que de contacto@tunombre.com.

LO ESENCIAL PARA TU CURSO ONLINE

Estamos claros que la calidad de un curso descansa básicamente en su contenido. Pero también es muy importante que la experiencia de ver, leer y escuchar sea agradable.

Dando por sentada la calidad del contenido, te ofrecemos algunas recomendaciones para ofrecer un curso

1. Presentar un buen título.
Lo más importante, que resuma en menos de 100 caracteres lo que el estudiante va a aprender. Luego, que incluya las palabras clave con las que sabes que tu público puede estar buscando esa información.

2. Cuidar el aspecto visual.
Dicen que el amor y la comida entran por los ojos. Creo que en este caso también aplica. Una imagen de poca calidad o poco llamativa dará la impresión de un curso descuidado, por muy trabajado que esté el contenido.

Si la presentación no llama la atención, tu público pasará de largo. Así que si no puedes contratar a alguien que te haga el diseño, te recomiendo al menos un tutorial para crear una buena imagen con Canva u otro sitio similar.

3. Cuidar la calidad del sonido.
Además de que se vea bien, es esencial que tu clase se escuche bien, porque somos mucho más susceptibles a abandonar un audio con ruidos, poco volumen o distorsión.

Recuerda cuando has dejado de ver un video en YouTube porque no se escuchaba bien.

4. Ofrecer una lectura agradable. Si tus clases tienen mucho contenido escrito, procura que el mismo sea de fácil lectura en todos los aspectos, desde la redacción, pasando por la distribución hasta su sintaxis.

Párrafos cortos. Títulos y subtítulos bien destacados. Tipografía estándar y letras de tamaño medio (como estas que estás leyendo). Intercala imágenes, gráficos, citas, elementos que hagan la lectura más amena.

5. Muestra una secuencia sencilla, que permita a tu futuro estudiante ver de inmediato el contenido del curso con un orden lógico, fácil de entender y atractivo. Cuida que no sea muy corta, porque suele dar la impresión de una relación precio/valor pobre.

6. Presenta títulos cortos, claros o amenos. Si eres muy formal o usas muchos vocablos técnicos, puedes alejar a tu potencial estudiante. Redacta títulos que permitan entender fácilmente lo que se va a aprender en cada capítulo.

7. Comparte tu podcast. Promocione su podcast en línea en redes sociales, foros y sitios web relacionados con el tema de su podcast.

8. Promociona tu canal. Tan pronto tengas tu canal o página propia de tu curso, guarda el enlace para promocionarlo en la mayor cantidad de canales posibles: correo, WhatsApp, redes sociales, incluso imprimirlo en una camiseta, gorra, bolso o calcomanía.

¡Cuidado con hacer SPAM! No envíes tu enlace a todo dios, salvo que tu mensaje sea oportuno, relevante, o responda una solicitud de información.

¿Lista, listo para comenzar? ¿Qué materia pudieses comenzar a enseñar ahora mismo? ¿Si te pidieran unas clases en cuánto tiempo tendrías un curso de 10 lecciones?